Blanquear los dientes con agua oxigenada

Blanquear los dientes con agua oxigenada

Por culpa de los malos hábitos de alimentación o de vida, tus dientes pueden perder su tono blanco y lucir cada vez más amarillos con el paso del tiempo. Existen muchas opciones y tratamientos más o menos recomendados para conseguir blanquear los dientes como tratamientos en clínicas, productos semi profesionales que se pueden aplicar desde casa, o tratamientos con productos que uno puede encontrar en cualquier supermercado o farmacia. Hoy vamos a contarte todo lo que tienes que saber sobre una de las recomendaciones más extendidas: la del uso del agua oxigenada como blanqueador dental. Hemos puesto a prueba esta técnica de blanqueamiento dental y éstos son nuestras conclusiones.

Peligros de blanquear los dientes con agua oxigenada

El peróxido de hidrógeno, más conocido comúnmente como agua oxigenada, es un compuesto químico más viscoso que el agua normal, incoloro, de olor fuerte y altamente oxidante. Está presente en la industria como blanqueador de las telas, en los tintes de cabello y en la fabricación de medicinas, especialmente para la desinfección de heridas; entre otros usos. Son estas aplicaciones las que llevan a suponer que es recomendable su uso, también, para el blanqueamiento de los dientes.

No obstante, el blanqueamiento dental con agua oxigenada puede llegar a dañar el esmalte natural de los dientes, quemar o irritar las mucosas bucales o generar algún tipo de lesión en las encías. Estas consecuencias aumentan la sensibilidad dental si su uso no es controlado por un especialista o si se aplica frecuentemente. En casos más graves, este químico puede causar embolias debido a la liberación de burbujas de oxígeno en el aparato digestivo.

blanquear agua oxigenada peligros

Si bien es cierto, el agua oxigenada logra un efecto blanqueador en los dientes al remover las manchas amarillentas y, además, muchos de los productos para la higiene bucal contienen este compuesto dentro de sus fórmulas; al ser usado como un elemento directo y sin mayor control de por medio, debilita el esmalte y las encías, generando un perjuicio al mediano plazo. Peor aún, muchas personas mezclan este componente con el bicarbonato de sodio, logrando una pasta abrasiva que daña la cavidad bucal.

Por ello, es necesario ser conscientes de que, aunque esta alternativa puede resultar menos costosa para lograr un blanqueamiento dental inmediato y efectivo, es alta la probabilidad de que provoque lesiones que resulten mucho más costosas de curar al mediano y largo plazo. Además, se debe tomar en cuenta que, a mayor nivel de concentración del agua oxigenada, mayor es el daño que puede causar a los dientes y encías.

Consejos para un blanqueamiento dental seguro

Es preciso tomar en consideración ciertas recomendaciones importantes a fin de no perjudicar de forma alguna el bienestar dental. Una de ellas es el usar productos que solo han sido aprobados para este tipo de tratamientos, ya que sus fórmulas activas contienen concentraciones adecuadas para la salud y, en la actualidad, permiten obtener resultados inmediatos, seguros y más duraderos, sin comprometer la fortaleza del esmalte dental.

También, se recomienda consultar con el dentista antes de iniciar cualquier tratamiento que incluya peróxido de hidrógeno o algún tipo de compuesto similar para el blanqueamiento de los dientes. Hoy en día, existen distintas opciones que son mucho más adecuadas para obtener dientes blancos, limpios y saludables, cuyos resultados son inmediatos, garantizados y no comprometen riesgo alguno para la salud. Además, estos productos no generan un mayor nivel de gasto adicional.