Blanqueamiento dental: cosas que tener en cuenta antes y después

antes despues blanqueamiento dental

A fin de lograr mejores resultados al realizarse un blanqueamiento dental, hay que tomar en cuenta algunas recomendaciones importantes para llevar a cabo tanto antes como después de realizar el procedimiento. Controlar los alimentos que se consumen, realizarse una limpieza profunda de los dientes y eliminar productos como el alcohol y el tabaco, son algunos de los consejos que hay que se deben considerar para lograr mejores resultados.

Antes del blanqueamiento dental

Dependiendo del tipo de tratamiento a seguir, se deberán tomar en consideración las recomendaciones propias para cada procedimiento. En el caso de un blanqueamiento dental que incluya el uso de peróxido de hidrógeno, de carbamida o de sodio, es necesario tener un mayor cuidado que en los casos en los que se opta por un blanqueamiento con productos naturales. Los agentes blanqueadores a base de peróxido u otros compuestos químicos suelen generar una mayor sensibilidad en los dientes.

Es necesario realizarse una revisión clínica antes de someterse al blanqueamiento dental a base de peróxido ya que este tipo de tratamiento está contraindicado en ciertas circunstancias, como en el caso de mujeres que se encuentren en estado de gestación o en periodo de lactancia. Hay otras situaciones específicas en las cuales no es recomendable realizarse este procedimiento de blanqueamiento; es el dentista quien deberá determinar la conveniencia de realizar o no tratamiento.blanqueamiento dental antes despues

También, la limpieza de los dientes antes del blanqueamiento es fundamental para lograr buenos resultados. El dentista debe dejar libre de sarro y de otras impurezas cada una de las piezas dentales; además, es recomendable ayudar a fortalecer los dientes varios días antes, cepillándolos con pasta dental rica en flúor y usando hilo dental para una mejor limpieza. Limitar el consumo de productos que manchan los dientes como el alcohol, cigarrillo, café, bebidas gaseosas u otro tipo de productos similares, ayudará a tenerlos listos para dar inicio al tratamiento (restricción que hay que seguir durante todo el tratamiento si se quiere conseguir resultados óptimos).

Después del blanqueamiento dental

Son mínimos los cuidados que hay que tener una vez efectuado el procedimiento de blanqueamiento; si se ha realizado el tratamiento con el cuidado debido los dientes deben lucir más blancos al instante y sin mayor complicación. Sin embargo, es recomendable tomar ciertas medidas a fin de ayudar a tener mejores resultados a futuro. En principio, se deben limitar las bebidas muy frías o calientes, básicamente, debido a la sensibilidad que manifiestan los dientes después de estar en contacto con el peróxido. Conforme pasen los días, los dientes deben volver a su estado natural.

Es preciso controlar los hábitos de consumo de alimentos que puedan volver a manchar los dientes. El tono de blanco obtenido podrá durar más tiempo si logramos evitar, disminuir o incluso dejar de consumir ciertos productos que manchan las piezas dentales. Los licores en general, y el vino tinto en particular, manchan los dientes con el paso del tiempo. El café y el té también disminuyen el blanco de los dientes, al igual que los cigarrillos y cualquier otro alimento que contenga colorante, ya sea artificial o natural.

Finalmente, la higiene bucal es muy importante si lo que se quiere lograr es un blanco duradero. Además de mantener una buena salud, va a permitir conservar en óptimas condiciones la estética de los dientes. Es recomendable que el uso del dentífrico habitual sea alternado, al menos una vez a la semana, con una pasta dental que contenga algún agente blanqueador. La limpieza diaria debe de ser complementada con la utilización de hilo dental y enjuague bucal, para mejores resultados.