Guia práctica de blanqueamiento dental en casa

Te contamos todo lo que necesitas saber acerca de los métodos de blanqueamientos dentales caseros: Lo que funciona y lo que no, qué productos usar, y que precauciones tomar.

Responderemos a preguntas tipo:

  • ¿Que tipos de blanqueamiento puedo hacerme en casa?
  • De los productos que se venden en internet y en farmacias, ¿cuáles funcionan y cuáles no?
  • ¿Como se comparan los tratamientos en casa y los realizados por dentistas y centros especializados?
  • ¿Son efectivos los tratamientos blanqueantes?
  • ¿Es seguro blanquearse los dientes?

Los genes, el tabaco, la falta de higiene bucal, el café o el paso del tiempo pueden provocar que nuestros dientes se vuelvan amarillos o se manchen. Para muchas personas esto puede resultar antiestético e incluso ser motivo de preocupación. Por suerte, existen en el mercado diferentes soluciones para blanquear los dientes y recuperar la seguridad en nuestra sonrisa.

Sin embargo, ¿son todos los blanqueamientos dentales caseros igual de efectivos? ¿Siempre es necesario hacerse el tratamiento en un centro odontológico? En esta guía repasaremos los principales métodos y si existen diferencias entre ellos y si su efectividad es la misma que la que ofrecen los dentistas.

¿Quieres saltar directamente a una sección en concreto? Aquí tienes los enlaces directos:
#4
Riesgos de los blanqueamientos dentales hechos en casa (muy pronto)
#5
Métodos para empezar con poco dinero (muy pronto)

¡Empezamos!, primero veamos que tipos de blanqueadores caseros podemos hacernos

¿Buscas un resumen? Mírate esta tabla dónde te explicamos los tipos de blanqueamiento que puedes hacerte en casa, su efectividad, precio y peligrosidad.

Blanqueamiento dental casero

Como puedes ver en la anterior tabla, métodos blanqueadores hay de muchos tipos; pero su precio y efectividad varían también de forma considerable. Vamos a analizar cada uno de ellos en profundidad:

Dentríficos blanqueantes

Dentríficos blanqueantes

El efecto blanqueante, en caso de producirse, se deriva de una limpieza bucal que elimina micropartículas pegadas en la superficie del diente

Efectividad: Baja o nula Precio: 3€-15€

Nuestro veredicto:

Sencillamente: no valen la pena. Su efecto blanqueante es mínimo o nulo. Desde un punto de vista científico no es posible que le dé tiempo a un agente blanqueante a realizar las reacciones químicas necesarias para eliminar las manchas que amarillean los dientes. Además, un reciente estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) desaconseja el uso de estas pastas de dientes blanqueantes debido a su ineficacia. A través del análisis de 13 marcas se observó que todas ellas cambiaron muy poco o nada el color de los dientes de los voluntarios del estudio, reclamando que no deberían llamarse blanqueantes porque no cumplen dicha función.

Dentríficos blanqueantes

Productos de farmacia blanqueantes

El efecto blanqueante dependerá del tipo de producto, ya que en esta categoría la oferta es muy variada

Efectividad: Media Precio: 20€-50€

Nuestro veredicto:

En farmacia puedes encontrarte todo tipo de productos blanqueantes, y la dificultad reside en cuál elegir. Muchos de los productos de farmacia son en realidad dentífricos blanqueantes, y por lo tanto los incluiríamos en la categoría anterior. A este factor hay que añadir la poca formación o conocimientos que tienen los farmacéuticos en temas de blanqueamientos dentales de uso en casa efectivos, quienes acaban recomendado y vendiendo aquellos productos que les proponen los grandes laboratorios farmacéuticos. Si la única alternativa que consideras es la de usar un producto blanqueante de farmacia, pídele al farmacéutico que te facilite un tratamiento de tipo profesional.

Blanqueamiento dental casero

Blanqueadores profesionales de uso en casa

El efecto blanqueante dependerá del tipo de producto, ya que en esta categoría la oferta es muy variada

Efectividad: Alta Precio: 50€-100€

Nuestro veredicto:

Si te planteas hacerte un blanqueamiento en casa efectivo, con resultados claramente visibles, esta es sin duda la mejor opción. Usando el gel blanqueante adecuado (ojo, ¡no todas las marcas son igual de efectivas!) lograrás que se produzcan las reacciones químicas necesarias para eliminar las minúsculas manchas que se han adherido a tus dientes. Para que dichas reacciones químicas se produzcan, se necesita tiempo. El uso de la luz LED acelera el proceso y por lo tanto maximiza los resultados.

Nosotros vendemos un gel blanqueante dental profesional para usar en casa. La fórmula es de última generación y además de blanquear los dientes, las fortalece para retrasar la reaparición de manchas. Si quieres probarlo, puedes comprarlo en esta misma web; o si tienes dudas sobre el producto y quieres que te las aclaremos, puedes ponerte en contacto con nosotros.

Blanqueamiento con carbón activo

Carbón activo

Se produce un efecto blanqueante debido a la capacidad del carbón activo de absorber las micropartículas de alrededor de los dientes que le dan un aspecto amarillento

Efectividad: Media-alta Precio: 9€-50€

Nuestro veredicto:

Usado correctamente este blanqueador dental casero es efectivo; pero tiene sus riesgos. El carbón activo tiene potentes propiedades absorbentes, y usando el tipo de carbón activo adecuado lograremos atraer las partículas que manchan los dientes, dejándolas más blancas. Para ello hay que usar carbón activo especial para blanqueamiento, ya que el carbón activo contiene unos poros (imperceptibles a la vista), y en función de su tamaño, atraerán un tipo de manchas u otro. Un buen producto de carbón activo para su uso como blanqueante dental, contendrá una mezcla de carbones con distintos tamaños de poro. Asegúrate por lo tanto de usar el carbón activo adecuado. Por otro lado, quiero advertirte de los riesgos del carbón activo, que no son pocos: En primer lugar, su índice de dureza es cercano al del esmalte, por lo tanto si te frotas más presión de la cuenta o con puedes llegar a dañarlo de forma irreversible. Recuerda que el esmalte no se regenera, todos nacemos con una cantidad limitada y si lo perdemos nuestros dientes se quedan sin protección. Finalmente, otro riesgo muy importante ocurre cuando el carbón activo lleva trazas de carbón sin activar, puesto que es este tóxico y peligroso para la salud. Conclusión: Úsalo solamente en caso de que dispongas de un producto de una marca de confianza y especializado para usar como blanqueador dental.

Blanqueamiento dental con aceite de coco

Aceite de coco

El aceite de coco limpiará tu zona exterior de los dientes, notando un aspecto más homogéneo y ligeramente más blanco.

Efectividad: Media Precio: 15€-45€

Nuestro veredicto:

Alguna mejora obtendrás, y no tienes nada a perder porqué es un método inofensivo para la salud. Desde mi punto de vista no se puede llamar estrictamente un tratamiento de blanqueamiento dental, puesto que el aceite de coco hace en tu boca es más similar a un higiene que a un blanqueamiento. Definitivamente notarás tu boca estará más sana, y te notarás un aliento más fresco lo cual ayudará a percibir tus dientes como más blancos. Sin embargo, medidor de tonos en mano, no esperes aclarar más de 1, máximo 2 tonos.

Blanqueamiento dental con agua oxigenada

Enjuague con agua oxigenada

El agua oxigenada se llama técnicamente peróxido de hidrógeno, un agente potentemente blanqueante. El efecto blanqueador lo provocará la reacción del peróxido en tus dientes.

Efectividad: Baja Precio: Menos de 1€

Nuestro veredicto:

Por favor, simplemente no lo hagas. Los enjuages con agua oxigenada predisponen la aparición de cancer bucal, ya que agreden a nivel microscópico a la mucosa bucal. Su uso se origina en el hecho que el agua oxigenada es en realidad peróxido de hidrógeno, un agresivo y peligroso componente usado frecuentemente en tratamientos de blanqueamiento dental. El problema es que el peróxido de hidrógeno requiere un contacto con el diente prolongado en el tiempo, y por ello se aplica con materiales tipo gel y bajo supervisión médica. Cuando usamos agua oxigenada, el peróxido de hidrógeno entra en contacto con los órganos de nuestra boca y garganta, y si además lo hacemos de forma prolongada, podemos estar dañándolos de forma severa. Por este motivo nuestra recomendación es que bajo ninguna circumstancia intentes blanquearte los dientes con agua oxigenada.

Blanqueamiento dental con bicarbonato de sodio

Blanqueamiento con bicarbonato

El efecto blanqueante se provocará teóricamente por reacción química del bicarbonato con tus dientes.

Efectividad: Baja Precio: Menos de 1€

Nuestro veredicto:

Por los riesgos y potenciales beneficios, no pierdas el tiempo. Técnicamente los enjuagues con bicarbonato de sodio sí pueden tener un ligero efecto blanqueante, pero para lograr dicho efecto deberás realizarlos de forma continuada durante al menos 45-60 minutos, ya que solamente con esta cantidad de tiempo se producen las reacciones químicas necesarias para blanquear los dientes. El problema reside en que poco a poco irás tragando ese bicarbonato, lo cuál te obligará a reponer dicho bicarbonato en la boca. Al final de la sesión muy probablmente habrás ingerido más bicarbonato del que tu cuerpo puede tolerar, lo cual causa migrañas, nauseas, debilidad muscular o hinchazón entre otros. Otro remedio casero peligrosamente recomendado es el uso de bicarbonato de sodio para cepillarse los dientes. El esmalte de los dientes tiene una dureza de 4-5 en la escala de Mohs, mientras que la dentina, la parte de debajo del esmalte tiene un 2,5. El bicarbonato de sodio tiene una dureza de 3, lo cuál significa que puede rayar la dentina, y es probable que con un cepillado agresivo pueda dañar el esmalte. La dentina queda expuesta en la zona cercana a la encía, por lo tanto es muy probable que en un cepillado con bicarbonato de sodio acabes dañando tus dientes. El problema es grave porque los daños en los dientes son permanentes, ya que el diente no se regenera. En resumen; si buscas un remedio casero, te recomendamos empiezes por el aceite de coco o por el carbón activo, o bien uses tratamientos profesionales diseñados para lograr tales efectos.

Veamos a continuación como se comparan los pros vs los de casa

Puesto que la mayoría de los tratamientos en casa se centran en el uso de kits profesionales, vamos a compararlos con los tratamientos en centros odontológicos especializados.

Resumen de esta sección

  • Existen hoy en día blanqueamientos dentales profesionales para uso en casa con formulas de última generación que logran resultados similares a los profesionales.
  • Un blanqueamiento en casa te puede aclarar los dientes de 6 a 8 tonos, un blanqueamiento en dentista de 6 a 10.
  • Los blanqueamientos profesionales en clínica suelen usar peróxido de hidrógeno por su rapidez y efectividad en pocas sesiones. Si embargo el peróxido de hidrógeno es un componente peligroso para los dientes, cuyo uso causa sensibilidad en los dientes.
  • Los tratamientos en clínica, dado que usan peróxido de hidrógeno o peróxido de carambida provocando un efecto abrasivo, no deberías realizarlos más de 3 veces en toda la vida, puesto que la abrasión de los dientes no se regenera.
  • Los blanqueamientos dentales de uso en casa, ya que tienen prohibido el uso de peróxido de hidrógeno, pueden usarse de forma regular, sin causar sensibilidad ni dañar los dientes.
  • Un blanqueamiento en casa te costará entre 50€ y 100€. Un blanqueamiento en dentista te costará 250€ - 300€.

¿Que es mejor, hacerse un blanqueamiento en un dentista o bien hacérselo en casa? Depende de tus prioridades. Si buscas un balance entre efectividad, evitar dañar los dientes y poder realizarlo de forma repetida en el tiempo, tu decisión es hacerte un blanqueamiento profesional en casa. Por el contrario, si buscas hacerte un tratamiento para una ocasión única en la vida y quieres maximizar los resultados, entonces plantéate un tratamiento en un dentista.

La principal diferencia entre ambos tratamientos reside en el uso o no del peróxido de hidrógeno, o bien de alguno de sus derivados como el peróxido de carambida. El peróxido de hidrógeno es un potente agente blanqueador que solamente puede ser usado bajo supervisión médica. Una normativa de la UE marca que solamente se podrá usar en concentraciones de hasta el 6%. Su uso suele causar sensibilidad en los dientes, y hay que evitar hacérselo más de 3 veces en toda una vida ya que su poder abrasivo daña el esmalte de forma irreversible; puesto que el esmalte no tiene capacidad de regenerarse.

El blanqueamiento dental en casa por el contrario se realiza con fórmulas que no contienen peróxidos (o bien en cantidades menores al 0.1%). A día de hoy existen fórmulas de blanqueadores dentales muy eficaces, capaces de proporcionar resultados similares a los tratamientos realizados por odontólogos. Los blanqueadores profesionales de uso en casa más efectivos del mercado pueden aportarte de 6 a 8 tonos más blancos. En nuestro caso, la fórmula de SmileRepublic es capaz de blanquear los dientes hasta 8,3 tonos según un estudio que realizamos con 50 pacientes en EEUU. Los blanqueamientos en odontólogos pueden aportarte de 6 a 10 tonos según estudios clínicos realizados.

Otro factor a tener en cuenta al comparar los blanqueadores realizados por dentistas y los blanqueadores de uso en casa es el hecho que la abrasividad del tratamiento de los dentistas te limita a realizar el tratamiento muy pocas veces en toda tu vida, puesto que de lo contrario te arriesgas a dañar seriamente tu esmalte de forma permanente. Por el contrario, los tratamientos en casa pueden hacerse de forma periódica, sin riesgos de dañar el esmalte, siempre y cuando se use el tratamiento blanqueador adecuado.

Por último, no hay que olvidar el factor precio. Un buen tratamiento en un centro dental te puede costar 250€-300€. Comparativamente un tratamiento profesional de uso en casa te costará entre 50€ y 100€. Ambos blanqueamientos tienen una duración similar, la cuál variará en función de tu consumo de productos como el café, vino, bebidas refrescantes o de tabaco entre otras. A largo plazo por lo tanto, creemos que el blanqueador de uso en casa tiene más sentido, ya que además de ser mucho más económico, puedes aplicártelo en cuánto veas que tus dientes se vean amarillentas.

Como decíamos al inicio de esta sección, hazte un blanqueamiento en el dentista si quieres lucir unos dientes extremadamente blancos para una ocasión especial. Para obtener un color blanco natural y mantenerlo a lo largo del tiempo, usa un blanqueador profesional de uso en casa.