Blanqueamiento dental natural

metodos naturales para blanquear dientes

La naturaleza ha sido generosa al brindar productos naturales que benefician la salud. Prácticamente, hay un producto natural para cada una de las necesidades del ser humano, y el cuidado dental no es la excepción. Te hemos preparado una guía para blanquear los dientes de manera natural.

Alimentos que blanquean los dientes

Existen muchas frutas y verduras que son muy beneficiosas para proteger los dientes, evitar las caries y limpiar profundamente las piezas dentales. Otras, son muy efectivas en lo que a blanqueamiento de los dientes se refiere, con resultados asombrosos en el corto y mediano plazo.

  • La manzana es sin duda una de las frutas más efectivas para el cuidado de los dientes. Consumirla de forma habitual no solo protege y limpia las encías sino, también, sirve como método natural para blanquear dientes; basta con comer una todos los días para ver los resultados.
  • El árbol de papaya es usado es usado en muchos países de américa latina para blanquear los dientes. Se presionan las hojas de éste árbol para extraer un líquido blanco y frotarlo en la dentadura con la ayuda de un cepillo de dientes durante unos minutos. Éste procedimiento puede blanquear unos tonos los dientes si se aplica de manera regular durante unas semanas
  • La cáscara de naranja es un blanqueador natural muy pocpular; simplemente se deben frotar los dientes durante un minuto con la parte blanca del interior de la cáscara, que está en contacto con la pulpa. Otro remedio similar es utilizar la cáscara de plátano, que contiene ácido salicílico y da resultados resultados de blanqueamiento significativos.     
  • Las fresas son otro agente que, además de limpiar, sirve como blanqueador dental. Su pulpa puede ser colocada directamente sobre los dientes durante algunos minutos, para luego enjuagarlos y proceder con el cepillado con la pasta dental como de costumbre.
  • Masticar hojas de salvia después de comer o hacer enjuagues bucales de agua caliente mezclada con estas hojas permite aclarar unos tonos los dientes a corto plazo.
  • Otros alimentos como las peras, los pepinos, las zanahorias, el brócoli, las espinacas y la coliflor contienen nutrientes que ayudan a mantener los dientes más blancos, formando una capa protectora contra las manchas. Asimismo, otros elementos como el carbón y la madera permiten, también, lograr buenos resultados en la búsqueda por obtener los dientes más blancos.

Otros métodos naturales para blanquear los dientes

Existen otras alternativas un poco menos comunes pero con muy buenos resultados. Por ejemplo, una manera de elaborar un dentífrico blanqueador natural es mezclando el polvo de la levadura de cerveza con sal y un poco de agua. Puedes añadirle unas hojas de menta fresca para darle un toque de sabor y ¡voilà! Esta preparación puede ser usada como crema dental para cepillar los dientes como si fuese una pasta común. Hay también alternativas más osadas: la ceniza de madera ha sido usada durante años como un método natural para blanquear los dientes, debe ser aplicada sobre ellos con el cepillo dental y frotarlos durante unos minutos; luego de enjuagar, se podrá proceder al cepillado con dentífrico. Similares resultados se pueden obtener con el polvo del carbón utilizado de la misma manera.

pasta dental casera blanqueador

Hábitos saludables para blanquear los dientes

Si estás buscando blanquear unos tonos los dientes todas estos métodos naturales son una manera económica y sencilla de conseguirlo. Funcionan sobre todo como método a prevención, que es la mejor forma de lograr que el esmalte de la pieza dental luzca más blanco, saludable y libre de manchas. Para ello, también es necesario consumir con moderación algunos productos que suelen teñir los dientes, como el café, el té o las bebidas gasificadas. El azúcar, las golosinas, los edulcorantes artificiales y algunos productos lácteos también producen este desagradable efecto. Por su parte, el cigarrillo y el licor debilitan el esmalte volviéndolo poroso y permitiendo la pigmentación amarilla de las piezas dentales, por lo que es preferible evitarlos.